Sobre relatos y un intento de ser real

   No puedo recordar cuando fue la última vez que tuve un desayuno de verdad, pero eso no es más que una vaga exageración porque puedo recordarlo, debió ser hace unas semanas cuando volví a casa, la casa de verdad y no ésta, con mi habitación llena de parches de luz; algunas noches extraño mi cama (aunque esa ya no existe), las noches que logro dormir; otros días solo extraño un sabor distinto al que rodea mi aire. "La soledad es muy grande" se escucha por ahí, lo cierto es que yo nunca he estado sola (quizá viene siendo verdad ahora más que nunca), también es difícil jugar a ser el fuerte, lo que mas bien termina siendo un falso intento de permanecer en un estado alto, porque yo me forcé a esto, porque yo decidí irme,"irme" como una manera amena de decirlo y enmascarar mis siempre intentos de escapar.

Es complicado vivir solo, no todo el mundo se atreve a mencionarlo, al menos no hasta que deja de ser complicado, entonces puedes mirar atrás, reírte un poco cuando lo cuentas a otros (porque obviamente ya hay otros seres más que tu y no estás solo); sin embargo siempre digo "Hazlo" por que es algo que (aunque sostenido en una idea ya muy cliché) creo que todos deben de hacer para poder comprenderlo. La vida no es tan fácil aunque lo es, el dinero que ganas es más que dinero-diversión sino algo cómo un simple básico del día a día, si hoy te das un lujo seguro después tendrás que pagarlo con algo menos (como un perpetuo toukakouka), y es algo que todo mundo sabe y no sabe, cada experiencia es muy distinta, vivir solo pero bajo dinero de tu familia; vivir solo y mantenerte pero contar con la fortuna de tener un sitio donde estar, sin renta, depósitos o plazos fijos, vivir sin tus padres en un sitio nuevo pero con familia (que aunque a penas conoces) es familia, o rentar un espacio en una casa desconocida, o alquilar un espacio de un departamento sin nada, o tener todo un sitio para ti con todas las dificultades que eso conlleva. Aprender a dividir tus gastos, son cosas que todos saben pero ninguno sabe como va a responder hasta que lo afronta, y la cima de todo eso es la soledad, por que podemos decir que estamos solos pero no lo estamos, la gente está a una llamada, siempre rodeado de rostros conocidos, en la casa y las sombras que van y vienen, en la calle nunca falta aquella cara de un ex compañero, ex conocido, ex algo. Así que al final algo crucial termina siendo que tan rápido aprendes o dejas de estar solo, cómo logras sobrellevarlo, ¿Lo logras?.

Contrario a lo que se puede pensar no todos estamos listos para afrontarnos a nosotros mismos sin nada más. 

Justo ahora la ruleta está girando de nuevo ¿Dónde acabaremos todos?, más vale no parpadear otra vez.