Interludio: Retazos atemporales

-------
Extraño mi casa y tener un hogar, ahora sólo soy un vagabundo, de tierra y palabras

-------
Mundo interior
Y si tomo tu mano y te sumerjo en mi mente, después de eso ¿qué quedaría de mi siendo mío?
Que no es un secreto que tengo problemas de libertad desde que me descubrí siendo esclava

-------
¿Por qué eres capaz de ser feliz? Si te veo quiero dejar de existir, ahora todo es mejor pero en el fondo la sombra sigue en pie, dicen que vivo del pasado y que por eso nunca llego a ninguna parte, yo sólo quiero dejar de ver gente rompiendo en llanto frente a mi, gente que dice que desaparecerá porque no fui capaz de mantener, gente que se lastima y me lastima de paso porque yo les lastimo, ¿aferrarme al pasado es querer? Lo es, supongo, y mis dilemas aparentemente insignificantes y excesivos.
"No puedo", no dejo de repetirlo, no puedo, no puedo, intento alejarme con fuerza, aferrarme con fuerza, pero no deja de lastimarme y no dejo de no-querer desvincularme.

-------
¿Por qué eres capaz de ser feliz sin mi?

-------
Hasta el final yo habría caminado contigo
Hace mucho, cuando la ansiedad y la frustración siempre vivían en mi sin un segundo de tregua, solía explotar con regularidad, ataques donde intentaba sellar con dolor las heridas que palpitaban debajo de la piel, conseguí un libro con la poesía completa de P. Auster, pasta blanca ícono para mi de una ciudad de la destrucción, y solía acudir a estas palabras siempre que me estaba destruyendo a mi misma, ahí leí una vez aquella frase que titula esto, algo como:

"Endlessly I would have walked with you"

Siempre supe desde entonces esa frase

Y la pregunta continua ¿por qué siempre me he aferrado a personas inadecuadas? ¿por que siempre me he aferrado a personas?

-------
Yo sólo quería llegar a casa y dormir a las diez, decorar una hoja y dormir a las diez, despertar a las 3 y cerrar los ojos de nuevo pensando que aún hay un sitio de calma que me espera en alguna parte no muy lejana de este lugar.

-------
Sigo siendo yo
La noche llegó antes, y me miraba

-------
No se por qué  estoy cansada ni de qué,  no se por qué siempre estoy a la defensiva ni de qué intento defenderme ya

-------
"Que les puedo contar de la leyenda del aire, el indomable e inolvidable Halley Star"
Noche mágica y fantástica. Dos momentos vienen y no se van de mi, el primero y más fuerte es la interpretación de 1999/2009

Todas las promesas de mi amor se irán contigo
Porque te vas
¿Por qué te vas?
¿Me olvidarás?
Me olvidarás

-------
¿Cómo ese botón? Se que no puedo vivir una vida perpetua de culpa propia o de aquella derivada en la responsabilidad para con otros, que no existe tal responsabilidad, es algo que debo entender, que el pasado está en el pasado y que mientras siga permitiendo que todo me domine continuará

-------
Siempre he creído que si cierro los ojos el mundo pasará más deprisa, que el mundo mientras yo no lo veo es capaz de acomodarse bajo su propia naturaleza.
Entonces algo cambia y me veo obligadada a no parpadear más.

-------
A la empresa no le importa el cómo sino el qué, no le interesa que algo aparentemente tan simple para ellos como cambiar el color a una lista desplegable implique para uno cambiar de complemento aplicable, y con ello, añadir horas  de búsqueda, análisis y desarrollo de una nueva lógica funcional. Tampoco les interesa que debas añadir una base de datos de la cual ni si quiera son conscientes, por que no perciben que para contrastar anomalías entre valores de tolerancias a planos esa información debe estar cargada ya en algún sistema, porque el programa no es una genio sabelotodo, el programa no predice, si lo llega a parecer es por el algoritmo que desarrolló el programador, pero incluso el sabe que está de más.

Así, la empresa lo que busca es resultados, el cómo se logren conseguir (siempre que estén dentro de las normativas moralistas y ética aceptadas por la misma) está de más.


------- 
Recuerdos, como cuando empecé a cambiar nombres por letras a causa del temor, ¿temor a qué? Ahora miro a la gente

-------
No quiero más palabras, todas son mentiras, las mías y las de todas las personas, y ya estoy cansada de fingir sonrisas mecánicas en esta tragicomedia que alguien planteó para vivir.

-------
La justicia de un soñador
    Perdona si te llamo "amor", y si quiero aferrarme a mirar hasta que mis ojos se cierren, disculpa si vibras en mi alma, si te sueño incluso a ojos abiertos, hoy, mañana, siempre.

-------
Cuando iba a entrar a la universidad me sentía inmensamente atraída hacia las matemáticas, durante la preparatoria muchos creían que había sido yo la razón por la que ellos le habían tomado más afecto, llegaron a decirme como confesión que la manera en que yo veía las matemáticas, el amor y la pasión que les profesaba era algo que les había motivado para darles una oportunidad. Pero para mi aunque me gustasen desde antes no empecé a verlas de ese modo hasta que se convirtió en una especie de pilar de unión, lo único siempre común entre "ellos" y yo, y así poco a poco ello se transformó en un magnetismo hacia todo lo que fuesen matemáticas puras.

Entonces cuando entré a la universidad yo realmente deseaba aprender más sobre matemáticas, eso era lo único que en realidad me importaba. Pero al  verme obligada a estar en un sitio donde eso solo era secundario, un sitio donde no hubiese ni una sola persona que supiese apreciarlas o con quien compartir una emoción de conocimiento que solo era tachado de absurdo terminé siendo realmente infeliz. Probablemente desde ese momento me forcé a adaptarme al hecho de que aún sabiendo que es lo que puede hacerte feliz uno simplemente ve todo desvanecerse, quizá nunca hice lo suficiente, quizá debi haber huido de casa en ese momento sin pensar en el dinero o debí haber sido egoísta y reiniciar todo egoistamente cuando mi familia estaba en su mal momento y mi psicóloga me ofrecía su casa en la capital del estado. Quizá debí haber escapado y en alguno de todos los momentos que he deseado escapar, quizá sí hubiese sido valiente alguna sola vez ahora no estaría tan acostumbrada a darme por vencida en aquellas unicas cosas que son símbolos de felicidad sincera para mi. Pero lo cierto es que entre más deseo algo más pretextos me pongo para no ir por ello. Y antes no era así,  antes no se de donde sacaba tanto valor. No se porque tengo siempre tanto miedo a volver a desear algo de verdad.

No, nunca he estado conforme con esta situación, no, no es que nunca haya deseado algo diferente. Gasté días, noches, alientos, kilómetros recorridos, cansancios, desvelos, libros, palabras y cientos de historias tratando de encontrar una manera de poder hacer las cosas diferente, una manera correcta de saber actuar, una forma de sobrellevar las cosas, de aceptarlas o de verlas de un modo distinto y solo terminé dañada sin darme cuenta. Llega un momento en que te das cuenta que no importa cuánto intentes aveces las cosas simplemente no cambian. 

-------
Se han acabado de nuevo, solo que esta vez se han acabado para siempre. Y como conclusión no provisional puedo decir que he aprendido que las cosas son así porque yo quiero "vaya revelación más absurda de no haber notado" y que las cosas no suceden si uno no se mueve pero yo naturalmente soy estática, o mi naturaleza generada de cierto tiempo hacia acá.

-------
Siete escalones y un ave-sombra esperando.

-------
Es tan simple como dejar de hacer lo que sea que se hace siempre y llenarse de vacío. Olvidar comer, olvidar tomar agua, no temer cuando te sumerjes en la oscuridad de la noche, olvidar los deberes, no saber diferenciar un viernes de un martes o si el día que sigue tal vez ya es otro mes.

-------
Vómito verbal
Deja de hacer ejemplos estúpidos y di algo que se aplique.

-------
Sorpresivamente las noches de julio se han mudado a agosto, llenas de lluvia de verano. Tal vez el cielo llora siempre lo que su corazón sigue callando.

-------
Uno jamás se acostumbra a la vergüenza, solo se aprende a lidiar con ella. Al pasar los años me pregunto por qué frases así no se borran de mi memoria

-------
No se porque sigo esperando una respuesta, o una mirada o un solo aliento cercano

-------
Distorsión
A veces mis palabras aún saliendo de mi misma parecen ajenas e inexpresivas, otras es como si simplemente no supiese que es lo que estoy diciendo, como si pertenecen a una lengua aparte a aquella que he estado hablando día tras día. El peor momento es cuando al escribir dejo de saber a dónde va, ignoro por completo quien es el remitente y en este mundo de mensajes instantáneos de pronto tras enviar un mensaje me veo obligada a comprabar a quien le he escrito, como si no hubiera sido yo; temiendo a cada instante decirle mi vida a la persona equivocada.