Entradas

Día cero

Imagen
Te echo tanto de menos, que en mi reloj aun es ayer.
En el mundo hay un hueco para cada persona. Cuando dos personas se enamoran, se vuelven una, el lugar que ocupan pasa a ser sólo uno, y en él cabe el universo. Por el contrario, cuando alguien falta su espacio se vuelve un agujero inmenso y aterrador para quien lo contempla. Lo llaman ausencia. A veces son ausencias elegidas y, otra veces , involuntarias. Pero nada da más miedo que ese vacío. Intentamos pasar de puntillas sobre él, disimularlo con otros cuerpos que no consiguen llenarlo, adornarlo con flores que terminan marchitándose. Sin embargo, lo más curioso de todo esto es que no nos damos cuenta de que el olvido es una trampa, un mecanismo de autodefensa, la salida más fácil, un mal homenaje. No debemos forzar el olvido de quien una vez nos cedió su sitio, sino aprender a volver a ese lugar sin angustia e intentar regresar ilesos. Volver, si acaso, con una pizca de tristeza que celebre aquella felicidad tan lejana.
Aprender …

La única historia

¿Preferirías amar más y sufrir más o amar menos y sufrir menos? Creo que, en definitiva, esa es la única cuestión.
Puedes puntualizar —certeramente— que no lo es. Porque no tenemos elección. Si la tuviéramos sí sería una cuestión. Pero no elegimos y en consecuencia no lo es. ¿Quién puede controlar cuánto ama? Si se puede controlar, entonces no es amor. No sé cómo podemos llamarlo, pero no es amor.
La mayoría de nosotros solo tiene una historia que contar. No quiero decir que solo nos sucede una vez en la vida: hay incontables sucesos que convertimos en incontables historias. Pero solo hay una que importa, solo una que a la postre vale la pena contar. La que cuento aquí es la mía.
Pero aquí surge el primer problema. Si se trata de tu única historia, entonces es la que has contado y vuelto a contar más veces, aunque sea —como es mi caso— principalmente a ti mismo. Así que la cuestión es la siguiente: ¿todas esas narraciones te acercan a la verdad de lo que sucedió o te alejan de ella? …

Piezas únicas

Imagen
Anoche me lancé a las vías. No llevaba nada conmigo, no había carta, no habían últimas palabras, solo era yo con los mismos pantalones rotos en las rodillas y aquella playera blanca de cuello en V que siempre estaba en mi memoria.

Antes de que las luces llegaran a mi me pregunté qué pasaría, ¿dónde estaría mi última memoria? ¿a dónde habría de refugiarme ahora?. Por mucho tiempo siempre viajé a la misma imagen, una mañana fría, un ciervo en el bosque a través de la ventana gigante y un desayuno frente a mis ojos; ¿la calidez tuvo alguna vez una imagen diferente en mi memoria? claro que si, por supuesto que si, el anhelo de unos brazos abiertos a mi, siempre abiertos a mi, la ternura fundida en la esperanza de saber que por primera vez la medicina del alma, de los males, de cualquier discusión podría ser un simple abrazo; nos acostumbramos tan fácilmente a lo bueno, tan fácil olvidé que no habría brazos eternos para mi.

Una vez más, la tregua ya no existe.

La luz sonaba, aun si no fues…

¿Qué significa ser orgánico y real?

Imagen
He gastado años de mi vida conjugando frases en utopías, y quizá más de una vez he deseado dejar de "desear"  de manera permanente y como tiempo improbable, ¿los mejores años de mi vida serán solo un anhelo absoluto hacia mis miedos sin tocar? No, por favor, haz algo.
Nunca existe dinero suficiente ni tiempo correcto. Si estoy en mundos de papel, quisiera aprender con origami a formar mi vida a mi manera. 
He pasado muchos años siendo quien no soy, teniendo miedo de mi misma.
¿La vida existe más allá de mis propios muros? estoy cansada de añadir solo más ladrillos para no mirar, de vivir de dolor (mío o ajeno), de causar dolor, más dolor, duele.
No puedo hacer feliz al mundo, no puedo hacerme feliz a mi.
Pause, Rewind, Play

De cuervos y Leonoras

L,A veces pienso que tienes razón sobre lo que dices de la confianza, hace mucho que he dejado de poder decir lo que siento.Hace unos días me vieron con lástima mientras intentaba explicar el porqué no suelo dar obsequios, y quizá si tenga que ver con las expectativas. Pienso que es lo mismo que me pasa con las palabras, siempre suprimo lo que duele (O al menos lo intento). Las imágenes de mi misma siempre están ahí.Hay muchas cosas que puedo repetirme, como si fuese una cinta incansable; dejé de escribir cuando dejé de ser leída, dejé de marcar cuando aprendí a bastarme con el sonido del contestador. Me refugié en decenas de historias, miré todo lo que me lastimaba, quise convivir con el dolor.Intenté replicar todo vagamente, nada jamás sació. Lo que se acercó a ello se volvió mi búnker secreto, cada wisky o cigarrillo que pudiese lanzarte como pájaro azul.Y tienes razón pero estas equivocado. Contigo quiero sentir todo, sin importar si el mundo permanece en silencio.