Yo sólo quería llegar a casa y dormir a las diez, decorar una hoja y dormir a las diez, despertar a las 3 y cerrar los ojos de nuevo pensando que aún hay un sitio de calma que me espera en alguna parte no muy lejana de este lugar.

Y llegaron las 11

No hay comentarios: