Me tomé una pastilla, me juraron que haría olvidar

Diciembre como un temblor y luego enero como una sacudida sin aire, febrero cálido y en el fondo, un fondo donde solo puedes volver a ver luz y entonces solo hay más ceguera y flechas gigantes en contra. Marzo y Abril, todo esta bien, la sangre cae pero el dolor sólo es dolor, todo se vuelve dolor, entre mas se oculta y más amplia es la sonrisa y las palabras vanas menos pedazos del cuerpo vudú se quedan sin agujas. Todo está bien.  El cansancio es temporal, el dolor no existe. Algún día todo acabará. Algún día soñarás para siempre y en esos sueños podrás cobijarte.

No soporto el silencio.

No hay comentarios: