He estado escuchando "Tsubasa wo kudasai" toda la noche y parte de la madrugada y no he parado de llorar, quiero morirme, deseo tanto morirme y hacerle así la vida más fácil a la gente y poder dejar de lastimarme tanto en tratar de permanecer en este mundo o en cualquiera.

Vivir me duele demasiado.

Ya no quiero hacer más daño.

No hay comentarios: