La ansiedad crece, se desmorona, sabía que esto me pasaría tarde o temprano, después de todo está por pasar el límite de las 36 horas, mi organismo sabe que algo está mal. Ahora me siento como él  decía, sentada en alguna esquina esperando a que vengan por mi aunque se que no hay nada.

Tengo miedo de nuevo, no quería que esto pasara, empezaba a sentirme mejor, en silencio, en calma. Ahora todo es de poco a poco fragmentado, se que mis niveles de serotonina van y vienen, que irán a pico, lo siento cambiar ya. 

No recuerdo mucho de cómo llegué a este lugar, todo fue muy deprisa, recuerdo las luces en la noche, la velocidad, el aire en mi rostro y una mano sobre la mía. Nada mas.  No se que hago aquí,  creo que no quiero esto.  O no se si eso sólo es otro pensamiento generado a consecuencia por mi abstinencia de Citalopram.

No hay comentarios: