Delirio de ansiedad y ausencia de prozac

La felicidad se vuelve entonces tan lejana, tan esporádica como las sonrisas, todo se llena de una mirada vacía, un clamar por piedad y muerte; y el silencio viene y se asienta, en mi, en mis pestañas, mi piel, de mi surge el veneno que al final solo retorna; el bumerán viene por mi, ¿dónde estoy? ¿qué hago? ¿por qué sigo?, con el tiempo lo único que he aprendido es a golpear mas fuerte y ser aun más vulnerable.
 
¿Cómo ignorar cuando lo único que sale de sus bocas son las mismas palabras de odio?, ya se que me odian, ya se que solo soy insoportable, ya se que debería ser diferente como esas personas con sonrisa gigante y máscara de papel indespegable, ya se que mis problemas no interesan mas que nada, también se que no existe una sola persona a quien pueda acudir cuando todo cae, que debo acostumbrarme a la sombra, al olvido, a la ignorancia, que debo gastarme con llorar en medio de desconocidos que igualmente nunca paran en notar, pero el pecho me estalla, como guadaña ponzoñosa, solo que de nuevo lo único envenenado viene de mi.
 
Sigo sin soportar ponerme del lado del mundo en la lucha entre yo y el mundo; y es que el mundo no tendría por que ser mi lucha, el mundo no tendría porque ser mi infierno, me extraen la vida con sus vidas rápidas, me extraen la vida con sus normas sociales a las que siempre debo adaptarme, no hay ni una sola cosa en la que pueda sentir que me muevo en la misma dirección, ni si quiera mis ideas deben ser mías, ni si quiera mis sentimientos deben ser míos, ¿Quién soy yo? ¿Quién debo ser? ¿Por qué todo lo natural en mi debe ser solo incorrecto?.
 
La misma prosa repetida sin cesar:
 
 
 
Maldita
Hipócrita
Doble moral
Jódete
Cállate
Por eso todos te odian
Nadie quiere estar contigo
Nadie te soporta
Solo buscas atacar
No grites
No llores
Si te vas no vuelvas
 
 
Sea verdad o no yo creo que es verdad, que no hay espacio para mi en el mundo ahora, que no espero nada del futuro, que ya no hay en ninguna parte un punto de fuga y solo termino creando odio y desprecio de la gente que me rodean.
 
El mundo no es un sueño, las siluetas se desdibujan. La única verdad es esta: una soledad que grita "dareka tasukete" "dareka kotaite"
 
 
 
 

No hay comentarios: