No leaf clover



No sé, pero esto va a ponerse muy feo.

Cada vez son menos los intervalos que paso sin perder el control, y empiezo a creer que lo mejor sería perderlo.

Tampoco se a quien le hablo, si alguien lee esto o no, si aun alguien pretende o desea encontrarme a mi o a mis letras, o si persisto en hablarle al silencio.

Querido silencio no te atormentaré con estas cosas (lo mismo va para los lectores de mis dramas cotidianos), todo se pondrá verdaderamente feo, y antes de vaciarme en este sitio prefiero mudarme  uno que pueda ser efímero y fácil de eliminar cuando desee sin tener que detenerme a pensar qué vale y que no para "mi" posteridad.

Si, lo que necesito es escribir diario sobre todo, sobre todo y nada, como antes y a un espectador invisible que sea yo de algún momento o solo esta en un sitio mío, mío, mío, y para que sea mío tan irreal debe ser en un espacio, debe, debe, debe,

Me estoy desvaneciendo (así lo siento), por eso el diseño fragmentado, resumo mis años aquí en tres o cuatro bajones de mouse, y sobre todo el mosaico, el desastre, el desorden, la desgarradura.

Una vez dicho aquello, son bienvenidos si lo desean a leerme hasta que esto acabe (porque nunca me acaba a mi) Aquí

¡Que divertido es ese párrafo anterior! Sobre todo porque me estoy dirigiendo a los lectores fantasma.
 
Vuelvo
Me voy
No se irme
Ya que
Sayonara

Muss es sein?
Es muss sein





No hay comentarios: