Azanael

Era 7 de marzo, usaba un jersey color naranja que combinaba bien con el arrebol, seguía sentado a la orilla del  mar como la última vez, recordó de pronto la polo azul de aquel verano muy lejano que aun yacía en su memoria, cuando las heridas eran la densidad del aire bajo la ausencia de tiempo y el hilo invisible aun le unía hacia alguna parte.

En medio de las olas, la bruma blanca le hizo pensar en la historia de los peces, ¿qué hacía el alma de un pez encerrada en una pecera cibernética?, aquellos pequeños giraban y giraban en su falsa agua en la espera de comida-click, ¿acaso había algo que le diferenciara a si de ellos?. Seguía ahí en esa misma esquina, esperando un click. Un click-palabra, un click-regreso, como si tras cada F5 pudiera desactualizar la página web que era su vida, como si cada F5 fuera un brinco hacia atrás.

F5 - dos meses atrás
F5 - dos año atrás

F5, y brinca al año del fin del mundo, bajo un cielo de colores que pintan a un edificio crema. 

Abre los ojos, bocanada de aire, bramido, el sujeto saca algo detrás de si y empieza a garabatear en su cuaderno rojo. El pequeño Jhon andante tal vez le cante esta noche, quizá el sujeto así hoy logre volver a soñar.






No hay comentarios: