Nana

Aun tenía quince años la primera vez que vi Nana, hoy despues de 5 años volví a verlo; es increíble cuánto me puede llegar a doler. Yo deseaba tanto en aquel momento que pudiera existir algun sentimiento que no muriese como la relación de Nana y Ren, deseaba tanto poder conectar de un modo tan profundo con alguien a pesar del tiempo, distancia, ausencia, silencio; quiero ser fuerte, quiero ser libre y poder volar lejos de este lugar.

Pero yo nunca pensaba en qué se sentiría amar o ser amada de ese modo, siempre pensaba en cómo se sentiría un dolor así. Pero, ¿hay algun sentimiento sincero? ¿queda almenos uno que no desaparezca?

Siempre quise ser Nana y toda mi vida fui solo Hachi.

Soy adicta a esas sensaciones, porque Nana tiene todo lo que me hace enloquecer.

A mi mente y mi corazón.

No, mi vida no es una fantasía, jamás conoceré a personas que sienta mi hogar, jamás tendré una amiga real y nunca seré capaz de crear ni si quiera un vínculo profundo y fuerte con nadie, pero de cualquier forma al final de la historia yo también moriré.

Ya no puedo mas con esto.

3 comentarios:

R. dijo...

¿Sabes? Yo también vi Nana cuando tenía 14-15 años. Y el profundo dolor, la sensación de no-pertenencia, es algo que a la fecha no me ha abandonado.

Pese a que Nana es (quizá) la cosa (anime) más profundo que he visto, no logro entender por qué... por qué le causa ésto a las personas.
Creo que entiendo tu punto porque, al final, todos buscamos tener a una Nana o a una Hachi con quien hablar, con quien compartir... Pero al igual que Leira o que Ren, todo se puede derrumbar en segundos ¿cierto? En Nana nunca se explicó la fórmula mágica para encontrar y mantener... Creo que eso siempre nos corresponderá a nosotros.

Ahora he bloqueado gran parte de Nana y he tenido miedo de volver a verla.
... Cuando vi Nana la primera vez, mi Hachi acababa de morir. Sin embargo, te deseo con todas mis fuerzas que tu proceso no sea eterno: que seas Nana, que seas Hachi, que encuentres a Nana, que encuentres a Hachi, que florezca como el loto y nunca se destruya su vínculo, pronto.

Cuídate mucho.

Clementine dijo...

Justamente estaba pensando lo mismo esta madrugada, sin relacionarlo con Nana por el hecho de que también lo reprimí (comentario de arriba); resulta que en el momento en que me di cuenta que poseeo algo así de fuerte me sentí aterrada, aun todavía, pero al final intento solo sentir y pensar menos respecto a ese tema.
Muy interesante la casualidad que mientras tu escribías yo me encontraba pensando la situación.

スウ dijo...

Si, exactamente es eso, una sensación de no-pertenencia y sobre todo esa horrible sensación de hallar la respuesta para encontrar y mantener, buscando debajo de las piedras.

Creo que en cierta forma Nana es algo que se tiene que reprimir o no cabe en el pecho, al menos a mi me sobrepasa, ya había olvidado cuanto me sobrepasa.

Rikku, lo lamento, no puedo imaginar lo que eso se siente, egoístamente a veces pienso que se sentiría tener una pérdida de ese tipo, pero lamento mucho que hayas pasado por algo así, entiendo por qué prefieres no abrir de nuevo esa puerta con Nana. Muchas gracias por tus buenos deseos, que florezca aun en los crudos días de invierno donde nada debe florecer. Cuídate.