Made of ashes

Ahí va el batir de alas de nuevo sobre mi cabeza, se pone de acuerdo con las manecillas del reloj para sonar a la par en esta marcha fúnebre, nadie me dijo nunca si debía ser algo como "the savior of the broken" así que ahora escucho ese tic toc una y otra vez aunqe nadie mas parece notarlo, sale de mi muñeca y sus aguijones me pinzan el alma.

También traté de amar la voz que sale de mi cabeza pero ella me dijo que no sabe quien soy yo, ahora ha hecho las paces con mi temple aunque de pronto se ría a carcajadas mientras me retuerza el golpeteo interminable de manecillas de reloj. Y como decían del astronauta en aquel film de astros, quisiera enamorarme de aquel tic toc, pero se que el sonido me hará perder la cordura en algún momento porque resulta que yo no nunca fui astronauta aunque si nave.

El tiempo ya no existe. El tic toc son dos palabras:

TIC/demasiado
TOC/tarde

Tic toc
Demasiado tarde
Tic toc
Demasiado tarde

Si esto fuera El fin del mundo, los ladrillos del muro serían todas esas palabras perdidas, el lago serían los restos de las cenizas, el bosque la huída a distancia, las bestias doradas mi alma muriendo en invierno.

Mi sombra se ahogó en el lago, jamás llegó afuera del muro, mi sombra murió, ahora sentir es un reflejo de la consciencia mas que una caricia de aura.

Las alas suenan sobre mi al compás del "Demasiado tarde", yo busco la piedra de la entrada aunque no tenga un vestido azul.

Y por mas que alze mi vista no podré volver a ver a Kafka sentado en la orilla del mar.

No hay comentarios: