Ashes

Hoy abrí la lista de preguntas, esas que nunca te hice en voz alta y trataba de recordar plantearte cada vez que te veía entre mis sueños, ¿por qué ahora? Sucede que hoy, sentada en un auto, de pronto vino a mi mente otra interrogante, como ¿qué sería si tus manos estuvieran en el volante?, me pregunté que tipo de música sonaría, si el rechinar de las llantas se opacaría en el hueco o no, si la velocidad del aire por la ventana sería suficiente para alborotar mi cabello,  y recordé aquella no tan vieja lista en la que solía anotar entre idea e idea las cosas que de antemano sabía que nunca lograría saber.

Están ahí mis esperanzas, selladas con una sonrisa de ironía.

Pero si escuchas este titubear debo decir que lo que no pregunté fue lo que mas quería saber y sin embargo seguro era lo que menos importaba.

No hay comentarios: