El sonido que llega a tu cabeza antes de olvidar

Podría hablar de eso ahora, de cómo desde aquél momento siempre que lo recuerdo busco que mis letras sean andróginas, de que "ilusión" lleva una "S" que no me creo real igual que "ausencia"; podría hablar de cómo ambas veces he dejado de morder mis uñas, siempre por un intervalo de tiempo igual y luego al perder la esperanza la obsesión de morderlas ha vuelto. También puedo hablar de cómo deje caer el número en reversa, de cómo buscaba desesperadamente la Luna tratando de hallar las respuestas. Y mucho más.

A lo lejos también podría hablar de las vibraciones que me arrebatan solo así, en cualquier momento, con frecuencias lejanas que ignoro, pequeños lapsus epilépticos, pequeñas convulsiones de algunos segundos.

Hablar sobre que cuando cierro los ojos siempre veo lo que desaparece, en parte me he prometido no seguir haciendo esto (pero sigo haciéndolo); no dejo de escucharme contando frases que he borrado. 

Quiero decir que me he atado de letras porque cuando les abro la puerta ellas son capaces de mirar a través de mi y ahora es lo que menos deseo. Pero sigo deseando no crecer mas, sigo deseando romper ventanas y puertas, y por primera vez no deseo que mi cabello oscurezca, decir que quiero mantenerme en un punto fijo, un punto de retorno fácil de ubicar. 

Pero ya no sé, las bolsas se acumulan debajo de, el tiempo sigue engullendo y yo sigo sin ser devorada por mas veces que me mastiquen.



Ni si quiera como bocadillo resulto ser algo serio.

2 comentarios:

Clementine dijo...

Gracias por aparecer en este momento, no sé, siento que nos parecemos de alguna forma y siento muy significativo que tu nombre sea Daniela. He dejado un mensaje en tu cuenta de facebook, me has transmitido la suficiente seguridad como para usar mi cuenta privada.

DVX dijo...

Hola, sólo pasaba a avisarte que te hemos incluído en nuestros ganadores del proyecto Liebster Awards. Aquí puedes ver: http://llavesinpuerta.blogspot.com/2013/09/liebster-awards.html

Muchos saludos :)