El que dijo "no" sin abrir la boca

   Él había prometido no hablar, al menos hasta que alguien comprendiese su idioma. En su viaje hacia si mismo navegó tanto que al volver su "hola" sonaba como un desfigurado murmullo grutal, cuando notó que para los demás sobrevivientes de aquella isla ajena su palabras no eran nada mas que un ruido decidió callarse.

De esto hace ya unos años, entre mas pasa más grutales se volvieron incluso sus pensamientos, entonces dejó también de pensar, al menos hasta que lograse entender algo, de eso ya hace meses y aun ahora no piensa.

Él, el huésped perpetuo del pueblo de los gatos, el que nunca se dio cuenta que mas que huésped siempre ha sido un esclavo.

Lo que no sabe es que le quitaron su sombra al llegar ahí, ella ya pereció y ahora no puede sentir.

Lo que el no sabe es que no hay nada que entender y todos están muertos, los fantasmas no entenderán ni una sola de sus palabras porque no existen y esta no es una nueva Babel.

Lo que él no sabe es que él es el muerto y todo lo demás si existe.


Lo qué el no sabe es que a pesar de que todo existe nadie sobrevivió.


No hay comentarios: