¿Cómo hablar y estar ausente?

   Aunque te encuentre en todas partes ya no estas en ningún sitio. No puedo escribir sin hablar de ti, por eso me niego a escribir, si digo frío hablo de ti al igual que si digo sol, día, noche, risa, llanto, vacío, surrealismo, todo es hablar de ti y no decir nada.

Hay un equilibrio mínimo que no debo vencer con la balanza hacia ningún lado. Me he saturado y al final he pasado un par de días lejos de tu nombre donde aunque estas en todas partes no logro tener el tiempo suficiente como para entenderlo (hasta ahora).

Me calcinas, te gusta torturarme, esconderte y brincar de algún vacío sin suelo, llegas volando y te vas rodando entrando en sitios tan minúsculos que yo no puedo seguir el ritmo, risas, como un little people vuelves a mi pero sin ser siete.

¿Cómo seguirte dentro de mi cabeza?, ven y deja a un lado tu apellido "Ausencia", ven a charlar: Ego y Alter ego. Deja de una vez por todas de escarbar en mis pedazos de yo. Juegas sucio, tu eres yo ¿cómo no volverme así una papilla de seres?, olvidas que si yo he de morir tu también lo harás, risas, pero mas que concederme la muerte tu quieres volverme loca ¿o no vecesita interna?.





No hay comentarios: