Solo los que allí estuvieron sonreirán

   Se que nadie lo supo, que "nadie mas entenderá" y como lo dice el título "solo los que allí estuvieron sonreirán"; recuerdo que terminé en ese lugar por  error y resultó ser uno de los errores mas dulces que he cometido, como todos los errores o casualidades que cometí por ella, igual que el baile. 

También recuerdo aquél día que en vacaciones de semana santa tomé valor de volver con ella y entré a estudio 74 mientra el me miraba diciendo "¿qué?" " vine a cantar" recuerdo haber musitado, también recuerdo el día del conteo, estábamos en el salón de siempre en las horas donde todo empezaba a quedar vacío salvo nuestros ecos. De pronto el dijo "ya, será los que estamos aquí, uno, dos, tres, cuatro... dieciocho, diecinueve y ... veinte" dijo señalándome, esa había sido la condición por faltar casi un mes, yo cantaría en el concurso si podía entrar dentro de los veinte, y ese día me sentí feliz. El coro siempre me hacía sentir diminuta y parte de la marea. Quería estar ahí.

Se que nadie entenderá, que solo los que ahí estuvimos sabemos cuánto tiempo ensayamos, cuánto nos esforzamos, cuan difícil era sacar esas canciones a cuatro voces, cuán difícil fue empezar a moverse en pleno estacato de La La La; nadie entenderá por que en esos días solo comía muchas manzanas y nada de picante ni dulces, cuanto practicamos los acordes, y el reto que fue para mi aprende a colocar la voz. Fue cuando aprendí que eramos un todo, que por separado jamás lograríamos las sensaciones que lográbamos en conjunto. 

Entonces llegó el día y a nadie le importaba salvo a nosotros, Él nos obligó a cantar en el patio de la escuela antes de irnos al concurso, era una prueba frente a un público que nos ignoraba por completo porque ni si quiera sabían que estábamos ahí, solo de pronto 20 personas se pararon ahí y empezaron a cantar, alguien le pidió a otro alguien que nos grabaran.




Incluso hoy algo dentro de mi vibra cuando recuerdo mis momentos cantando con ellos durante esos años. Pero ese día, ese día no lo olvido, no olvido cuando dijeron que el primer lugar era para nosotros, tampoco olvido que subimos en bullicios y bajamos en aplausos o que aquel señor del jurado cerró los ojos en nuestro primer acorde en el que todos siempre bromeábamos diciendo que era una entrada para entrar con capas largas y capuchas cubriéndonos el rostro, no olvido el poder de esas primeras letras y lo mucho que en aquel entonces las sentía dentro de mi. No olvido que no pudimos ir a la Estatal porque la influenza llenó las calles y las mentes y suspendieron clases y suspendieron todo. Tampoco olvido que ese día volví y fui con ellos a Carl's, el día de aquellas fotos, no olvido que ese día volví a casa feliz y mi padre me recibió a regaños por un ventilador, yo estaba tan feliz que no pude no enojarme y recuerdo haberle gritado "Ganamos el primer lugar, gracias por tu interés" y mi tía que aún estaba en esa casa subió a decirme que lo ignorara y  un "felicidades".

Era 2009, el año en el que todo pasó. Y estar ahí fue quizá el tercer "todo" que sucedió aquel año de muchos todos. Y yo sonrío, porque yo estuve ahí.



Cada tanto vuelvo a mirarlos, estos mas que los de la catedral, porque recuerdo que yo en un momento fui parte de Cantatus vocis, porque me digo a mi misma que en aquellos pequeños momentos al cantar con todos era infinita.

No hay comentarios: