Desapariciones (5-7)


  5.  


En la faz del muro 
él adivina la monstruosa 
suma de pormenores. 

No es nada. 
Y es todo lo que él es. 
Y si él no fuese nada, déjenlo entonces empezar 
donde se encuentre a sí mismo, y que, como cualquier otro hombre, 
aprenda el habla de este lugar. 

Pues también él vive en el silencio 
que viene antes de la palabra 
de sí mismo. 



  6.  

Y de cada cosa que él ha visto 
hablará 

-la cegadora 
enumeración de piedras, 
incluso hasta el momento de la muerte-, 

aunque sólo sea 
porque habla. 

Por lo tanto, él dice yo 
y se cuenta a sí mismo 
en todo lo que excluye, 

que es nada, 

y porque él es nada 
puede hablar, lo cual es decir 
que no hay escapatoria 

de la palabra nacida 
en el ojo. Y fuera él o no 
a decirlo, 
no hay escapatoria. 

  7.  

Está solo. Y desde el instante en que empieza a 
respirar, 

no está en ningún sitio. Muerte plural, nacida 

en las mandíbulas de lo singular, 

y la palabra que construiría un muro 
a partir de la piedra más interna 
de la vida. 

Por cada cosa de la que habla 
él no es, 

y a pesar de sí mismo, 
dice yo, como si también él empezara 
a vivir en todos los otros 
que no son. Pues la ciudad es monstruosa, 
y su boca no experimenta 
ninguna cuestión 

que no devore la palabra 
de uno mismo. 

Por lo tanto, están los muchos, 
y todas esas numerosas vidas 
talladas en las piedras 
de un muro, 

y quien empiece a respirar 
aprenderá que no hay dónde ir 
excepto aquí. 

Por lo tanto, él empieza de nuevo 

como si fuera la última vez 
que respirase. 

Pues no hay más tiempo. Y es el final del tiempo

lo que empieza 




-Desapariciones, Paul Auster




   Nunca se es demasiado tarde para hacer una de esas pequeñas cosan que siempre danzan en la mente sin un punto de fuga. Así que bien: Éste es mi punto de fuga. Una serie de Desapariciones de un ente que sigue sin seguir.

Y es que: 

"A partir de la soledad, el empieza de nuevo
 como si fuera la última vez 
que respirase, 
y por lo tanto es ahora 
cuando respira  por primera vez 
mas allá del control de lo singular."

Porque: "Esa es su nostalgia: un hombre", pero aquel "hombre" no es alguien distinto a si mismo: Él tiene nostalgia de si. Y era justo esto lo que pensé cuando hallé el 1-4 y ahora con un 5-7 cierro esto, porque debía ser justo hoy. Entonces antes de que acabe el día deben de terminar la desapariciones que están a mi alcance.




"Él aprenderá el habla de este lugar
y aprenderá a morderse la lengua"

No hay comentarios: