Silver thread

   Cuando desperté me di cuenta que seguía soñando. Pero todo inició antes, cuando descubrí que era un sueño y volví a pensar en subir, todo se volvió nada y al tratar de moverme las cosas empezaron a girar, temblar, vibrar y el sonido, recuerdo haber oído el sonido y pensar que está vez estaba más cerca; pero recordaba la última vez.



"Si no me voy mucho podré volver"

Entonces ascendí, pensé en voltear pero solo veía una masa negra, oscura, ignoré todo y salí de mi habitación, me paré en la puerta de baño y miré la ventana, el cielo, pensé en tratar de subir mas, en mirar de cerca el cielo y sin darme cuenta estaba ya ahí. Todo desde arriba parecía pequeño, el "sueño" era raro, el "sueño" me dejaba ser libre sin ser. Entonces pensé que debía de ir a algún lugar, pero el lugar al cual quería yo ir no sabía cómo llegar o cómo era, o si realmente quería estar ahí.

Descendí, en caída libre pero no sentía miedo. Paré antes del impacto, aunque sabía que no podría impactarme. Cuando volví de nuevo estaba atravesándome, me levante y volví a mirar atrás pero todo era negro, me dirigí hacia la ventana, ahí estaba mi conejo Tic-Toc juntó al escritorio con su suéter azul, me agaché y traté de tocarlo, pero todo era difuso ¿o difuminado?, volví a ir hacia la puerta de baño y miré otra vez la ventana y el cielo nocturno. Algo subía por las escaleras, había luz abajo, ella estaba despierta, ella subió y parecía mirarme, me quedé mirándola.

-¿Puedes verme?
-¿Por qué no podría verte?
-No puedo moverme
-¿Estás bien?
-No puedo despertar
-Daniela ¿Qué sucede?
-Nada... Es solo un estado, pero no puedo despertar.

Ella me movía, ella movía frenéticamente mi cáscara vacía ¿era ella? yo ya no estaba ahí, nunca estuve ahí, ella movía una masa negra sin alma mientras yo caía de nuevo a alguna parte.

Podía oír todo, o eso creía, todo era claro fantasma y me sentía sin poder moverme. No podía moverme, estaba acostada y no podía moverme. De nuevo, como la última vez, traté de mover mis brazos, pero yo no existía de ese modo. Ansiedad, ansiedad por volver, no puedo despertar, quiero despertar, quiero abrir mis ojos, abrirlos ya.

Yo abro los ojos pero siguen cerrados, yo despierto pero me doy cuenta que sigo soñando, veo las cosas sin mirar y de nuevo caer a la parálisis de sueño ¿Porqué no me levanté? ¿Porqué me dejé volver a arrastrar hasta aquí?. Necesito despertar. Pienso que del otro debo estar moviéndome mucho, pienso que del otro lado quizá alguien podría ayudarme, alguna de las voces que escucho, o quizá sigo inerte, trato de causarme daño para volver pero creo que ese daño y movimiento proviene de algo lejano, como saberlo sin sentir si quiera lástima por mi piel molida.

Luchando logro salir, estoy despierta ¿Estoy despierta?, me levanto, trato de tocar las cosas, empiezo a escribir, igual que la última vez siento que si cierro los ojos un instante caeré de nuevo para luego ascender; ascender no me desagrada pero caer, pero morir dentro de mi es algo que me asusta.


Cierro los ojos, un sueño lúcido, uno de esos raros y escasos que manejo y termino sentada en alguna orilla del fin del mundo. Al terminar vuelvo a quedar atrapada, de nuevo la nube blanca fantasma, no se si voy hacia arriba o hacia abajo, de nuevo soy una huésped inerte, más ansiedad, de nuevo abro los ojos aun cerrados y caigo de vuelta, la ansiedad crece como bola de nieve y yo espero despertar o el alud.

Abro los ojos, frente a mi hay alguien entre la masa blanca de nube difusa, ese alguien soy yo, está ahí como un reflejo y me mira con el mismo miedo con el que sé que yo la estoy mirando; cierro con fuerza los ojos (aunque se que no puedo cerrarlos), al abrirlos abro solo uno, el izquierdo mientras me inclino hacia la derecha, ella frente a mi abre el derecho y se inclina hacia el lado opuesto. No puedo ver su boca, su boca es una maraña de bruma negra, abro y cierro varias veces los ojos, ella soy yo. Sin saber como abro los ojos y parece ser la realidad; ella era yo, y su boca, no podía mirar su boca.

Cuando desperté me sentí aun "ligera", cuando desperté no sabía si seguía soñando.

¿Es esto un sueño?



*Ilustración de Yoko Tanji

No hay comentarios: