Etéreo





"alguna vez
                   alguna vez tal vez
me iré sin quedarme
                   me iré como quien se va"*


   No puedo seguir mirando a través del agujero esperando atrabezarlo. Una foto basta, como una imagen vista desde arriba que es lo mismo que desde abajo; una frase que me grita "pudimos haber hecho tantas cosas... cuando aun estábamos vivos". Ahora olvido todo, tal cual quise, tal cual deseé sin desear nada. Y esparcidos los pedazos que yo misma quebré, de seres, de memorias, ahora me dispongo a buscar cada parte para mirarla hasta pulverizarme los ojos.

Seguir mirando ese lado del agujero no me hará llegar ahí, seguir buscando las piezas, seguir. 

Y ahora todo es una última vez, cada gesto, cada frase que se repite en mi mente y cada visión; y entre brinco de piedra en piedra me caí al agua, me ahogué, yo hubiera preferido calcinarme.

Y vuelvo porque no puedo irme, porque no puedo dejarle, dejarme, dejar, no se dejar, no se irme; dónde hay un irme hay un volver. No se callarme, no se dejar de ser letras sin sentido pero letras. Así me voy y aguanto cuánto puedo por no volver, así vuelvo y aguanto cuanto puedo por no irme. Ya no se si lucho por irme o por quedarme, o por serme franca sin miedos.

"No podrás, deja de luchar, no podrás hacerlo" No se olvidar, tampoco sé desligarme de la gente a la que alguna vez miré, incluso cuando dejan de ser esa gente que miré. Y paso a mirar detrás de la sombra que camina a nuestras espaldas. 



Interludio


Hoy es 17, uno de los números de mi calendario. Ya no cuento el tiempo y sin embargo sigo notando los días. Hoy es el día de San Patricio e Irlanda se llena de tréboles ¿Se puede explicar más ese simple hecho?.





Pero...

Si no escribo muero, y por más que intento no puedo dejarme morir.
  






*Árbol de Diana-Alejandra Pizarnik
-Imagen : Fragmento de "La Tregua- Mario Benedetti

No hay comentarios: