Cómo generar incendios de nieve con una lupa enfocando a la Luna


   "Donde diablos estés. Por fin me atrevo a resumir aquel año. Cuando queríamos romper ventanas y lo hacíamos. Donde diablos estés, si lo escuchas no te lo tomes a mal. Todo está pasado por el filtro del tiempo y mi imaginación tramposa. Si te preguntas ” ¿se ha atrevido a hablar de él y de mí?” observa la cifra y considérate contestada. No incluyo nombres en ningún caso. Únicamente lo sabrás tú, que, en cierta manera, es lo que pretendía. Una broma desde la distancia. 1999. El año del supuesto fin del mundo… en cierta manera… si.. el fin de ti y de mí.. algo definible como un pequeño mundo infranqueable para el resto. Y como extrañas plantas, crecíamos más cuando menos agua y luz existían a nuestro alrededor. ¿Cómo podíamos pretender gustar al resto? Nos conocimos sin raíces, andamos un tiempo juntos, sin raíces… en algunos momentos tuve la sensación de que cada uno de nosotros arraigó en el otro. Pero, de cualquiera manera, ya era demasiado tarde para nosotros. ¿Cómo podían asentarse en tierra dos seres tan volátiles? Así que cada uno siguió el camino que le correspondía, y no hay nada más que decir. Hoy iré tarde a dormir. Te informo. Me imagino que mañana te levantarás temprano.”


-Love of Lesbian, 1999





Conocí a Love of Lesbian en el año 2009 ( el año de mi rotura de mundo), una persona me dijo que yo le recordaba a una canción de ellos que se llama "Me llaman Octubre". Los escuché y salvo una o dos canciones los olvidé (como casi siempre me sucede con la música), un año después una chica que me leía me agradeció por haber escrito en algún lugar sobre el grupo, dijo que le había gustado demasiado, me preguntó si en la canción "allí donde solíamos gritar" podía ver unos rostros en los charcos del agua. Yo me pregunté entonces qué es lo que ella veía en aquel grupo español; y volví a oírlos. Todo fue diferente esta vez, me di cuenta que sus canciones eran pequeñas historias, que cada canción era una pequeña historia que había que entender y que aunque fuera "español" iba más allá de solo oír si no escuchar y saber claramente. Entonces me hice fan de John Boy.

Jhon Boy es lo más parecido a un himno del grupo, una canción que titularon precisamente así "Club de fans de John Boy", lo que no todos saben a simple vista es que Jhon Boy significa Love of Lesbian. Fue así como descubrí poco a poco los juegos de palabras e ideas del autor de las canciones Santi Balmés.

Hace unos meses descubrí el verdadero significado de la canción con la que alguien me llamó Octubre. Creo que tenía razón, creo que me llaman Octubre y convierto todo en Noviembre "Así es mi calendario".

1999 o Como generar incendios de nieve con una lupa enfocando a la Luna fue el disco "BOOM", salió a la venta el año que yo supe de ellos (2009), al inicio del disco está escrito lo que puse arriba; y es que 1999 son historias en una sola, y es que para entender la historia totalitaria se debe escuchar el disco en orden. Así, cuando llegas a "Voy a romper las ventanas" es imposible no romperse a pedazos. 



"Tal vez ¿has pensado en crecer más?
¡Más no!
Tal vez ¿te conseguiste equilibrar?
Yo aún no.
Vamos a correr el gran sprint final
y al cruzar la línea los dos ganarán.

Voy a romper las ventanas
para que lluevan cristales,
ven a romper las ventanas,
ven a gritar como antes,
ven a romper las ventanas
y hacer del caos un arte,
voy a romper tus ventanas
y voy a entrar como el aire."



El Jueves 14 de Marzo será su primera presentación en el país, en la ciudad de México, en el Caradura, las entradas costaban $150, con único requisito ser mayor de edad. El viernes 15 de Marzo se presentan en el Vive Latino, en la ciudad de México, $550. El martes 19 de Marzo se presentan en el Centro Cultural de España, ciudad de México, entrada gratis hasta agotar existencias. ¿Y yo? yo estoy atada a este sitio.


"¿Por qué gritaba?
Lo sé y tú no, 
no preguntabas, 
tú nunca, no."

Solo son mis sentimientos de "después de cuatro años aun vive el monstruo y aun no hay paz".


4 comentarios:

Rikku. dijo...

Pienso que si son tan importantes para ti como escribes, vale la pena arriesgar...
Y gritar con ellos y quedarte con la satisfacción durante toda tu vida gracias a una locura.

... Tal vez no puedas venir a verlos a la ciudad y en tantas fechas por diversos motivos.
Pero intentalo. Te deseo que lo logres.

misha dijo...

Hola, hace poco me volvi fan de este hermosisimo grupo, y cada vez voy entiendo los significados y juegos de palabras tras las canciones.

Pero, me intriga la de "Me llaman Octubre"
Podrias compartirme su significado?
Esta cancion, siento que me llega, pero no la entiendo del todo

スウ dijo...

Hola Misha, el significado yo lo encontré escrito de una entrevista que le hicieron a Balmés, así que lo siguiente es propiamente lo que el dijo:

Ante todo, he de decir que odio el mes de Octubre con toda mi alma. Padezco de unas migrañas llamadas Cluster que me obligan a vomitar de dolor para sentir un cierto alivio. Duran 45 min-1 hora y me convierto en una bestia herida. Tengo que dejar derretir una pastilla de zomig flash en la boca para que no me pete la cabeza. Dichas migrañas tienen lugar únicamente en el maldito mes del copón.

Octubre también es un gran tema de los primeros U2. Pese a eso, Octubre es lo peor. Pero Noviembre es casi igual de horroroso. Ambos meses son estúpidos de por sí. No aportan nada excepto tristeza. El tiempo es impredecible y la presión atmosférica tiene los mismos altibajos que un lunático. El viento da reuma. Sin embargo, tampoco hace tanto frío como para ponerte frente al fuego. Es como la vejez. Octubre es el achaque de los setenta, los primeros dolores artríticos, la primera flacidez incomprensible. Es pesimista, porque augura fríos y heladas peores.

En cambio, cuando era un chaval, me encantaba. Se acercaba el momento de vestir con abrigos largos y dártelas de Baudelaire por el paseo marítimo mientras las olas chocan contra tus pupilas. Ahora, simplemente, afronto la venida de Octubre con el pánico. Vuelve la nausea, y no sé dónde esconderme para huir de mí mismo.

Un buen amigo mío, en el mes de Octubre de 2004, me comentó una (entonces) triste historia de amor, llena de desencuentros incomprensibles. Ambos personajes habían estado enamorados el uno del otro, pero ninguno de los dos se atrevió a dar el paso. Cuando la chica lo intentó, mi amigo ya llevaba un año con otra chica, así que la confesión de la primera fue una especie de deja vú fuera del tiempo que dejó a mi amigo en estado de shock y preguntándose por qué en el pasado ella no había sido más clara. La chica le dijo que comprendía que ahora saliera con otra, y le dijo que le daba igual, que se había dado cuenta de lo que llegaba a quererlo, y que pensaba esperarlo el resto de su vida.

Pensé "No te conozco, chica, pero...¿por qué dices esto justamente ahora?"

Buf, pensé. El sujeto estaba inmerso en un dilema existencial bastante bestial. Para más inri, su novia por aquel entonces era y es una amiga mía que conocí en Montpellier, así que me sentía implicado como testigo privilegiado en medio de aquel bodevil, y me sentía un poco mal, ya que, por el bien de mi amiga francesa, deseé que mi amigo la dejara. Situaciones bipolares, como el viento de Octubre. Los fantasmas del pasado habían vuelto con toda su furia. Mi amigo estaba descentrado. Oía, pero no escuchaba. Lo miré de arriba a abajo. Los dedos le temblaban aguantando su cigarrillo. Me fijé mucho en sus dedos. Eran troncos de árboles, o raíces despegadas. Su pelo alborotado. Vestido de negro. El humo de su cigarrillo creaba brumas. Su mirada de lago otoñal.

Cuando volvía a mi casa, dentro del coche, me dije a mí mismo "Este tipo es Octubre. Se ha convertido en Octubre. Y a ella la ha convertido en Noviembre. Los dos uno al lado del otro, tristes para siempre"



misha dijo...

Muchas gracias! Ahora entiendo mejor por que sentía algo con esta canción.

^^! Muchas, muchas gracias!