Auto-Armagedón

Lo absurdo de todo es que siempre se repite, un día despiertas y te enfrascas en la rutina que repetirás al día siguiente y al día siguiente, si tienes suerte tus rutinas son de una semana y no diarias. Lo absurdo es que la vida llena de tanta estructura simplemente carezca de un relleno sustancial.

Y entonces todo se llena de absurdos.

Absurdo es que un "profesor" que en sus clases habla sobre leyes fiscales pida dinero "prestado".
Absurdo es que un maestro cambie su materia de análisis numéricos por métodos numéricos para computadora.

Absurdo es tener dos días de fin de semana y sin embargo no "tener" ninguno.

Y más absurdo ver el sol hasta cegarse los ojos, y tirarse a un suelo sin mirar la cara, y esperar un colchón a ras del piso para rodar hell-heaven


No quiero esto, no quiero nada de esto, si no borro esto es porque esto es lo último que queda (aunque medio quede) pero lo odio, lo detesto, ahorca, igual que todo ahora y siempre.

No dormiré nada.
No aprenderé nada.
Las flores no se pintarán de rojo ni de azul.
Nada será nada.

Y seguiré ahogándome igual de real, igual de hasta el hastío; y seguiré absurdamente esforzándome el triple por todo aquello que detesto, aborrezco, escupo, vomito; y dejaré a un lado todo lo que me ha importado solo porque me parece quizá más absurdo. Porque todo es absurdo. Porque seguir es absurdo, porque estar es absurdo.

Ella ha vuelto a decirme que me vaya, que si no existe México al menos huya a otro lugar donde si exista lo que de verdad deseo estudiar. Lo que de verdad deseo, y llorando ya sin parar, porque es lo único que siempre me destruye a esos niveles no paro de decir que quizá ni eso baste; porque da igual si es México, o Jalapa, o si es La UNAM o la Universidad Veracruzana, da igual si es Matemáticas o Física-Matemática, da igual porque no puedo, porque estoy atada. Pero ella dice "ve" y de nuevo es otro "déjalo todo" ¿A qué le tengo tanto miedo? ¿A dos años perdidos? ¿A tener que sufrir un maldito semestre más en este lugar de demonios y fantasmas exconvictos que me abandonaron en delirios incluso? ¿A los días que siguen? ¿Al tiempo? Veo el reloj casi tantas veces como visito un baño al día, y eso es mucho, muchísimo para mi desde hace años; ¿Porqué tanta insistencia? El tiempo de todos modos pasará, lo vea o no, me devorará; no, ojalá me devorara, ojala me consumiera, ojalá no obligara a mis párpados a tener que permanecer abiertos, a seguir mirando tanto ausentismo de mi alma aquí y allá. Ojalá, ojalá.


¿Por qué le tengo tanto miedo a dar un paso hacia atrás?
¿Porqué prefiero la muerte a abandonar algo en la vida? (Aunque sea mi propia vida).

Si abandono algo, aunque sea algo odiado, si no termino aunque sea esto seguramente pierda lo único que siempre ha habido en mi y así me pierda a mi también. Porque si abandono una vez no sabré dejar de abandonar.


Ella me ha dicho "vive en mi casa y no tendrás que pagar"
Ella me ha dicho "la comida no importa, yo también podría ayudarte"
Ella ha mencionado "talento" ¿talento para qué?. "Ve y estudia Mate, ve y estudia Letras, ve y estudia Arte".

Si, hablo demasiado de mi. Si, podrían matarme. Si, vivimos de aire desde hace casi dos meses. Si, en mi casa apareció una perrita hace unos días ¿Cuántos días?, ya no noto nada, mi familia es consumidora de la caja boba, ella2 dejó 5 o 6 años de estudio por nada; nada dice nada, todo permanece igual, nadie dice nada, no hay inconformidad. Todo parece aquí una mala broma, y le perrita es el chiste final; si me encantan los animales pero casi me echan de mi casa cuando me regalaron un conejo hace unos años, a ella2 la sigue una perrita y la adoptan ¿solo así?. Ella2 no hace nada, no parece importarle nada y a nadie parece importarle que ya no hace nada. El solo pinta y re-pinta capas y capas gigantes de nada, creo le gusta drogarnos con solventes para olvidar la vida a base de aire. Pero nadie dice nada, porque no pasa nada aunque lo está pasando todo, aunque ahora literalmente lo pasa todo.

Quiero irme, ya no quiero estar aquí, la única cosa que me detiene a este lugar es el no monstruo tic-tac que vive debajo de mi cama y simula ser un conejo blanqui-negro.

Ya no quiero correr, ya no hay nada que querer alcanzar ni nada de qué huir porque espero que ese "algo" me tome y me haga polvo o ceniza o simplemente nada.

Ella sigue diciendo que lo intente, yo lloro y asiento pero sigo sin saber si es lo que quiero o no ¿Debería?, claro que debería, "No quedaría, ya no" digo al fin. Y recuerdo a mi madre diciendo "Obviamente quedarías por eso era mejor que no hicieras el examen", hace dos años no pedía mucho, nunca tuve ningun sueño, nunca quise nada en la vida, nunca aspire a nada excepto a una cosa, un deseo estúpido que surgió de pronto: presentar examen en la UNAM, no, no pensaba que pudiera quedar y quizá era eso lo que quería ver, quería saber que se supone que debía saber, quería darme cuenta que tan pez pequeño soy en la verdadera pecera gigante; entonces ¿Qué más? mi único maldito sueño en la vida se  cayó a pedacitos solo porque "Obviamente hubiera quedado" y no debía ser así. ¿Todavía esperan que quiera seguir aquí? ¿Todavía esperan a que cuando me marche desee volver?.

Ni si quiera me gusta pasar frente a esa casa ya. No he vuelto a entrar desde aquel 5 de julio; no volveré a entrar a ese lugar al menos que algún día logre comprarlo; pero no será así, pero no querría volver.

Entonces lloro por mi, por mi estupidez, por mi falta de decisión, por mis años perdidos que no sabré dejar porque el condicionamiento clásico me dice desde la médula que no debo dejar las cosas a medias, porque no puedo dejar de esforzarme por las cosas aunque vomite cada cacho que me asfixie, lloro por todas las oportunidades perdidas, por no lanzar mi vaca al vacío y querer seguir viviendo de ella, por mi miedo al cambio, por no dejar de ser una romántica que cree de manera ferviente que las cosas son imposibles.

Y solo una imagen se me viene a la cabeza, solo una y pienso que estoy demente, y me pregunto si todo el mundo piensa cosas así, si el pozo del que bebo es realmente tan diferente. La imagen siempre es daño, unas uñas rasguñando mi garganta hasta que empiecen a pintarse manchas de sangre, ardor que quema, una cabeza que golpea contra la pared trasera, unos pies que corren, un dolor por respirar al límite, la sensación del correr con las puras fuerzas de la voluntad, mas rasguños por los brazos, mas ardor, y un lápiz, un lápiz que nunca tengo porque solo uso lapicero, pero la imagen siempre es un lápiz, un lápiz en una mano que se entierra en un ojo, y una canción errónea que grita "si cierro los ojos ya no veo al mundo, ya no veo al mundo" "sin un ojo, ya no veo al mundo". Y pensamientos "¿Si alguien ve la trayectoria de la mano hacia el ojo tratará de detenerlo o solo mirará? ¿Sentirá miedo o repulsión? y risa frenética, mas golpes contra la pared (ahora delantera) y los rasguños se sustituyen por las mordidas.


Pero al final la única sensación real es la de unos ojos que se salen de órbitas, lagunas negras gigantes que pesan por debajo de cada ojo.

Ya no puedo esto, porque yo no quiero esto, yo nunca quise esto.
Yo quiero dormir 12 o más horas.
Yo no quiero explicar nada a nadie porque ni si quiera yo lo entiendo pero ellos siempre dicen que si.

Tengo demasiadas cosas que hacer sobre esa "nada" que nada me importa y que sin embargo me siento obligada a hacer lo mejor que pueda. Quiero tiempo, tiempo para cumplir con la asquerosa rutina de aquello odiado y dormir. Solo dormir. Dormir es la única parte buena del día.

Tampoco he leído, tampoco quiero leer, ni correr, ni nada; solo dormir, dormir y dejar de soñar con todo el infierno de mi vida de día.

Porque nazco al dormir y muero al despertar. Porque este es el infierno de mis sueños, porque no disfruto nada, porque no aspiro al éxito ni a un trabajo, porque se que ser o querer ser la mejor no implica éxito o trabajo bien asalariado, porque me vale un comino el dinero que gane mensual cuando salga. Porque yo amaba el saber hasta que descendí a este infierno.

Ella dice: "Desde que entraste en la universidad solo vas en picada"; y en mi picada por primera vez en la historia de mi vida logro un "100" cerrado en mi primer periodo escolar en una escuela (sin contar la escuela primaria), lo cual es demasiado irónico. ¿Qué demonios tengo en la cabeza para entregarme tanto a algo que no trago ni de nombre?.

Ya no hay voces pero si sombras.

Pero no puedo escapar. No hay escape. Este es mi castigo, este es mi infierno, la vida, la maldita vida.

Y solo vine para decir adiós, porque no se decir adiós, porque debo empezar a tragarme los adiós por los ojos, por los poros, porque no vale la pena.


Ya no quiero estar aquí, ya no los soporto, ya no quiero oírlos mas, ya no quiero ver a la gente, ya no quiero estar aquí pero no hay sitio a donde ir. Ya no quiero estar aquí ni en ninguna parte. Pero no debo decirlo, decir "quiero suicidarme" es un cállate y hazlo, "solo hazlo" dice la gente, y mi cabeza a mi. "solo hazlo". Solo, solo. Dicen que el suicidio es estúpido, que es egoísta, que es cobarde; yo solo digo que en verdad, en verdad, sufro cada respiración que doy, cada día que pasa, en verdad, no soporta ya mas nada, en verdad, ya no deseo mas nada, ¿por qué me castigan así? ¿por qué tengo que vivir una continuidad de vida en la que no hay nada que me satisface? Ni tener amigos, o tener una familia o un trabajo, o viajar, o dinero, nada de eso lo deseo, no deseo nada, no es que no lo tenga, es que eso del mismo modo que todo solo lo sufro, solo lo somatiso, no es que todo esté podrido, es que "yo" no concibo verlo "realmente" de otro modo diferente al dolor.

Absurdo es creer que el suicidio es por no ausencia de cosas externas cuando es una carencia de unión de uno hacia al mundo, que nace de uno y muere en uno.

¿Cuántos años he deseado morir?
¿Cuánto tiempo lo seguiré deseando?
¿Cuánto más se ha incrementado ese deseo?

Y se incrementa de manera exponencial, y pronto pasará la barrera de potencial y todo se quemará.


¿Cuántos años he planeado mi muerte?


Ya no aguanto. Cada día, es una cuenta en reversa hacia un derrumbe.

No hay comentarios: