Lluvia de palabras de la enferma insomne

¿Qué es lo que se supone que debo ver al cerrar mis ojos cada noche?

¿A dónde se supone que deba ir?


¿Cuánto deben pesar mis párpados para lograr cerrarse por completo?

Cuando cierro mis ojos solo aparecen palabras, entonces siempre escribo, escribo más cuando menos deseo hacerlo, me narro historias, mis historias, cuentos de mi vida que ya se de memoria, fragmentos de  recuerdos casi olvidados, todo una y otra ves y no logro cerrar los ojos de la mente, no logro contar ovejas brincando, no logro escuchar la vida en musical de José Soñador y soñar con el, no logro nada salvo escribir en mi mente cosas que jamás se asemejarán a escritos reales durante horas hasta perder la consciencia.





Imagen de Yoko Tanji


2 comentarios:

Ambedo Lot dijo...

También me pasa muy a menudo. Es odioso.
Pero yo no hago lo mismo que tú. Yo no las escribo...
Sólo dejo que fluyan, que se hagan bolas solas y a veces, intento memorizarlas pero al día siguiente ya no están.

Sin embargo, me parece que esas son las mejores. Es ese "delirio" el que te hace escribir cosas maravillosas y que valgan la pena.
Aprovéchalo.
Y cuídate.

Hector Alfredo Garcia Gallardo dijo...

Sin duda a la hora de querer conciliar el sueño nuestro subconsciente deja que todo idea pensada o por pensar fluya y ronde en nuestro pensamiento, muchas de ellas son gratificantes y otras no tanto.