Eres mi norte y yo soy tu sur.

Pienso en el momento en que se empezará a salir todo de control (o ya lo está) en frases enfrascadas pero no al vacío si no enfrascadas llenas de agua y lanzadas al mar en carta suicida con destino a siempre hundirse en el fondo y quizá (quizá) rogar a algún fantasma de las profundidades de alguna pobre alma en pena que pronto (más pronto) logre ser el jamás del huidizo a la nada.

-Eres mi Norte y yo soy tu Sur, ni por el Este u Oeste lograrás encontrarme... ya no

Yoko Tanji (de nuevo [siempre])


Y a quien pregunta (¡si! a ti vocecita silenciosa del lado izquierdo que brinca y danza mientras el ave azul ya duerme), no, no lo planee, ¿quién es capaz de planear tal grado de caos inconexo, ipso facto, y a la vez lleno de tanta vaciedad? 

Vaciedad

Ese debería ser el título, empezarlo a lo burgués, novelesco y no de humor tan bajamente burlesco, pero como era sabido la vaciedad... si, vaciedad, que bien suena; ahora repite: vaho, vaciedad, trémulo, taciturno, irrisorio, pusilánime, paupérrimo, famélico, O quizá mas que todo lo demás Perestroika

Perestroika

No, no hablo sobre Gorbachov si no sobre una verdadera perestroika etimológica lejana al popular uso económico de los rusos en los debidos años; una re-estructuración total de afuera hacia adentro o viceversa de este mi "yo" medio difuso Suu-Daniela (y los 998 nombres más).



Y no es nada raro, ahora justo ahora, adopto la Doctrina del Shock a mi modo, gusto y necesidades; "este" mi shock personal que desagudiza mi mente (promediamente despierta) ahora aceptará cualquier cambio con el menor desajuste porque (y ahí viene la doctrina) cambios en shock son fáciles de manejar, después de todo hago lo suficiente de mi para mantener lo que Maslow y su pirámide denomina "necesidades básicas"; ahora no saciada una de estas del primer escalafón de las necesidades, la mente (la mía) no pensará en mucho (o por mucho) cualquier cambio drástico (o actitud de locutor) que generalmente no presento; entonces por ello estoy aquí; mente abierta a los no-despejes de mi mente ¡que maravilla!, es como ver a un cadáver vivo (vaya cosa macabra), pero hay muchos, cientos, miles, solo basta mirar a la calle y se verán cadáveres andando de allá para acá con sus cabezas medias altas, y sus pasos apurados hacia la muerte lenta y agonizante del "solo vivir" pero olvidando el "verdadero vivir" lo que los resume a cadáveres en espera de perpetuarse. ¿Qué no? si el fin de la vida de la mayoría hoy en día es al de cadáver, a eso aspiran (quizá sin querer [quizá yo también]).

Y mi cambio no es un cambio, es un simple "sigue, sigue, muestra haber que tal" es un  "basta y no censures" es un "calla pero gritando". Y sigo, porque entre más incoherente de mi mas significado tendrá luego, porque esta es la verdad, el acertijo que esconde mi yo profundo sin tantos nombres (o el de los tantos nombres).

¿A dónde voy?
¿Qué hago?
¿Es éste mi caos?

Vaya caos mas limpio, hoy no ha muerto una coma, no se han suicidado unas comillas ni se le ha amputado la mitad a algún signo de interrogación; esto es un pastel, eso si, pero seguro un pastel para asesinar a algo así como un diabético de letras, lleno de escarcha de chocolate punto y de merengue acento (ese es el más delicioso). Y para el postre (mas postre para la muerte del diabético cuya glucosa es letrada) quizá un sufleé de fresas R y una novela de otro mundo, quizá una huida hacia una isla ya no griega si no Pacífica (doblemente pacífica). Quizá unos guiliacos caminando por los matorrales junto a la carretera recién aplanada o unos pasajes que sirven de hospedaje a un club de escribas hermético y algo macabro.

O quizá cerrar los ojos por tres segundos y despertar en el pasado rumbo a lo incierto de un futuro palpable pero próximo a cambios. 

-Haga lo que haga, no importa qué, todo terminará igual

Lágrimas, lágrimas, no sabe la respuesta, no la sabe, es una escultura simple y sin sazón; en el sur hay un zapatito blanco con negro, ahí debería colocar algo ¿el qué?; solo negro y rojo no podría ser de otro modo; pero eso pertenece a otro mundo, aquí aquella persona ha hablado, y el otro no sabe la respuesta, no la sabe, pero está ahí, el norte está vacío, no hay norte en una escultura de zapatilla con un zapato-tenis blanco negro debajo ¿era ese algo? no basta, sigo con la idea de que debe ser algo más, en definitiva, eso no, más, al Este y al Oeste ... y al final todo puede ser mentira o verdad, después de todo ¿algo que nace en uno para uno y se regenera dentro de uno por mucho que sea cambiado no sigue siendo certero? ¿o es que acaso incluso los pensamientos tienen patente de autenticidad renombrada por tiempo como primer creador de borrado mental?. Quizá algo como: Dato: Archivo 7892, caso AEP, nombre "the unique truth", mil cuatrocientas horas noche.


-Pero le juro que aunque la respuesta no sea un "si" ahora, haré todo lo que pueda para que sea una certeza.

Pobre hombrecillo tejido de sueños, ella no pensaba ceder porque ya era cierto, todo cierto; pero no cede, vuelva, vuelva pronto al país de los gatos hombrecillo o no llegará pronto para ser devorado por ese monstruo de invisibilidad alias pseudo muerte aparente en vida (más cadáveres que creen seguir caminando).

Y al final nada de esto tiene algo de sentido (ni si quiera del todo para mi); pero podría seguir escribiendo horas y horas durante esta noche de sol. Soel se fue, se llevó la Luna, ahora la oscuridad es tan luminosa que bien podría justo ahora hervir de frío.

No hay comentarios: