La elegancia del erizo


"La eternidad se nos escapa"


-Muriel Barbery



"Me llamo Paloma. Tengo 11 años. Vivo en la calle Eugène Manuel, en París, en un piso de ricos. Mis padres son ricos, mi familia es rica y mi hermana y yo somos virtualmente ricas. Pero, a pesar de eso, a pesar de tanta suerte y tanta riqueza, desde hace mucho tiempo, sé que el destino final es la pecera. Un mundo donde los adultos chocan como moscas contra el mismo vidrio. Pero lo que es seguro es que a esa pecera yo no voy a ir. Es una decisión muy meditada. Al final del curso escolar, el día que cumpla 12 años, el 16 de junio, dentro de 165 días, me suicidaré"








Terminé de leer la elegancia del erizo con un nudo en la garganta, quizá un nudo falso, como suele decirme él. Y es que ¿Acaso la vida es así de cruel? "una persona que lee está acostumbrada a las despedidas" leí eso hace un tiempo, "se ha despedido ya de miles de personajes, le ha dicho adiós a cientos de ellos" "sabe decir adiós". Esta vez es algo diferente, esta vez me sentaría en un sofá y le diría a Kafka, Kafka este libro no me partió en dos pero me embelesó en todo sentido, es pura estética, pura belleza oriental a lo francés, es libros dentro de un libro, es arte dentro de un libro, es la estética de los movimientos simples del mundo que con tanto apego describieron en las películas de Ozu, en los libros de Tolstoi, ¿que tienen ellos de lo que me he perdido? ¿es que soy incapaz a ver tal belleza que hay en las letras de León Tolstoi, en las de Murakami, en los gatos?.

Y entonces veo lo que aquella chica vio y quiso mostrarme al hablarme sobre este libro. Reneé Michel, Kakuro Ozu, Paloma Jossé, son personas que juntas entraban en resonancia, algo simplemente maravillo, dulce, rozando la perfección de la compañía silenciosa y significativa. El libro es un viaje, un viaje redondo a un mundo fuera y de regreso "un espacio fuera del tiempo", y me doy cuenta que yo también he tenido miedo, he querido cada vez ocultarme, el ser una simple portera que se finge de iletrada sacando al mundo mi verdadero yo casi por salvación por personas como Kakuro o Paloma y de vuelta al castigo por rozar esos mundos, quizá.



"Buscaré los siempres en los jamases. "



"Quizá estar vivo sea esto; perseguir instantes que mueren"



"Por primera vez en mi vida, he sentido el significado de la palabra nunca. Pues bien, es horrible. Pronunciamos esa palabra cien veces al día pero no sabemos lo que decimos antes de habernos enfrentado a un verdadero 'nunca más' "

Bello, bello. Esa sensación de ronroneo en el alma, la mirada inquisitiva de la pequeña Paloma entre sus gafas, los deliciosos postres de Manuela, la ingratitud de la creyente alfabeta de Colombe, la frescura cocker de Neptune, la estética de cada movimiento en la vida de Kakuro, la simplicidad aparente de una mente  abruptamente profunda de la señora Michel... me despido ahora de sus voces en mis noches de insomnio, de los pensamientos profundos de la pequeña Paloma Jossé y sobre todo de sus entrañables y deliciosamente descriptivos movimientos del mundo.

5 comentarios:

C dijo...

Pasare de dejarte un pensamiento profundo y te molestare con una petición, me podrías dar aquella imagen de los pájaros enjaulados? ahí algo en ella que me gusta.

Suu Chi dijo...

hola, claro, sería un placer, pero no se a cuál te refieres, tengo muchas imágenes así en varios espacios, si me dijeras cuál con gusto, además de a dónde puedo enviártela.

No necesitan ser siempre pensamientos profundos ¿sabes?.

C dijo...

me gusta esa que ocupas en el metroglog

Suu Chi dijo...

Lamento haber tardado tuve que buscar en varios meses. La imágen está aquí:

http://nilospajarosonlibres.tumblr.com/post/21308058632

solo que había olvidado un detalle, es gift.

O si la quieres directa:

http://24.media.tumblr.com/tumblr_m2nj06qvzy1qkblb4o1_400.gif

C dijo...

Muchas gracias Suu, es perfecta