La noche me hace suya, me devora

Aveces pienso que es un sueño y despertaré cien mil noches atrás cuando aun sentía que algo tenía sentido, cuando sentía que sabía en donde estaba parada, cuando aun existían todos ellos en mi mundo y eran las letras la melodía más libre.



¿donde quedó todo aquello?
Quizá en el lugar donde terminé perdiendo el último cacho que quedaba de mi. ¿quién será ahora el dueño? Ya no hay corazon ni alma, todo está perdido, ¿y yo? ¿qué hay en mi ahora? Desorden, si, eso, solo desorden y nada que decir aunque siento que todo me estalla.

Es solo que, ya no hay nadie a quien leer.

Quisiera brincar en el tiempo.

¿No sería perfecto? cambiaría lo que queda de esta semana "libre" y preferiría despertar mañana en mi antigua casa y dirigirme hacia aquellas paredes grises donde me sienta en mi hogar.

Pasa el tiempo y cada vez es mas fácil ver como desaparecen mis sitios.

Él tenía razón, siempre hay espacio en mi para mis pequeñas crisis, pero incluso ahora, parece que eso me lo han arrebatado.

¿Porqué justo ahora mis propias voces han decidido dejarme sola?


1 comentario:

paco pérez rivera dijo...

Me conmueves tanto y de una singular manera que ni yo mismo consigo explicar. Hay un ser bello dentro de ti que desea escapar. Los tuyos son gritos del alma. ¡Hey! ¡No te pierdas! Búscame en el link de facebook que está en mi página web. O escribeme con confianza a pacoperezrivera@live.com Soy tu amigo sincero y te juro que te sé escuchar. Me encanta tu forma de ser. Te respeto y te admiro más de lo que puedas suponer. Te respondí en la última entrada que comentaste. Mi abrazo de Luz hasta tu bello ser. ¡Saludos!