sing once again with me...

El problema no es que trate de ser normal, si no el hecho de que termino siendo aun mas diferente, el problema es detestar loq ue soy, cada aspecto cada raya, cada guión en mi repertorio de monólogos interiores, esto solo es sátira, no hay más...

Sabes, y sabes bien, el teatro hace siglos que cayó y calló ambos, ya no hay más que decir, ni cachos de alma que reconstruir para formar una nuevo; y si tenía mil túneles, y si, murió un fantasma junto con una melodía jamás sonada, asi es el fin, asi fue, debería de habermelo tragado y creido hace mucho, asi dejar de hablar de mi, dejar de esperar que el angel de la musica venga en mi rescate de delirios sanos y llene mi voz de insanos pensamientos manipulables hacia sitios enviciantes, macabros...


pero no, solo quiero volver a creer.


Finjamos un teatro nuevo, uno entre ruedas (no es tan nuevo) este se moverá contigo, conmigo, con todos los de mi mundo olvidado (miento, ellos no importan).


Entonces si tu sabes que sabes, sabrás que yo sé, yo sé lo que quiero saber, tu sabes lo que yo no quiero...


Quiero un teatro en ruedas con puentes y laberintos trasnacionales, de aquellos que no tengan frontera del tiempo ni del lugar, porque, no quiero sentir el tiempo, no quiero sentir el lugar; ellos solo me recuerdan.. recuerdos, eso que duele.


Sin razón, no hay razón ni derecho, y mucho menos justificación... YA NO LA HAY (nunca la hubo, pero a ratos a veces la saboreaba, sabía que existía en algun lugar pedida, existía dentro de mi, dentro de esa voz que me decía que no era necesaria una razón para extrañar y saber que será extrañado)


Ya no quiero extrañarte...
pero es mentira, no es que quiera olvidar, solo quiero que dejes de ser un extraño, no extraño, UN extraño fantasma retórico.

Porque aveces sabía, que lo que sabía era correcto; y ahora solo sé que quizá nada de lo que supe fué, ya no correcto, solo FUÉ.



El problema es que ya no hay alas, ya no hay quien las vea, no hay quien me haga creer en sueños falsos de alas falsas, no hay letras que alimenten mi abstinencia de letras.

El problema no es que quiera ser normal, es que ya no hay lugar para ser extraña.



Lulu... te extraño

1 comentario:

Suu dijo...

pero aun duele sin sabor