Granada de ideas prohibidas consumen mi mente y no la dejan ir.

No hay comentarios: